Una Navidad en Sevilla

Hola Flamencas!

Qué bonita está Sevilla en Navidad! Nada más que llegué a la Calle San Fernando me di cuenta de que tenía que hacer un “recorrido virtual” para todos los que no podáis disfrutar de un paseo por el Centro de Sevilla estas Navidades.
Nada más llegar, nos encontramos con un coro rociero cantando villancicos flamencos y para mi suerte, ¡estaban cantando mi villancico favorito!:La Nana de Santa Ana.

Y así nacería por aquellos días, la nanita nana
Así todavía se canta en Triana.

¡Ay nana nanita! 
¡Ay nanita nana!

Canta la abuelita Señora Santa Ana 
Y con voz muy queda guitarra y campana
Corre por Sevilla la nanita, nana.

Os dejo aquí el vídeo que grabé con el móvil del Coro justo al final de la Avenidade la Constitución(y aquí en enlace al vídeo del villancico completo http://www.youtube.com/watch?v=bcFlLk0z4dM )

Luego continuamos el recorrido por la Avenidade la Constitución, donde ahora mismo hay una Feria del Belén. Seguimos por la Calle Alemanes pasando por  la Giralda y la Catedral que estaban preciosas por la luz que había al atardecer, y claro, como por la Calle Alemanes hay miles de tiendas de souvenirs, les eché un vistacillo y no pude no acordarme de Lunarit0s! Qué de cosas “flamencas”! Así que ya una vez allí, hice fotos de los recuerdos que se lleva la gente de Sevilla.


Seguimos con el recorrido por el Barrio de Santa Cruz. Llegamos al Callejón del Agua que estaba tan bonito como siempre, cuando me acordé de una leyenda sevillana que me contó una de mis mejores amigas un día. La leyenda se sitúa en la antigua calle llamada Calle de la Muerte, que ahora se llama Susona debido a la protagonista de esta leyenda.

En 1481, en la época de los reyes Católicos, empezó a fraguarse un complot por parte de los judíos que intentaban hacerse con el control de la ciudad. El lugar elegido para la reunión de estos fue la casa de Diego Susón judío converso, cabecilla de la revuelta. Este banquero vivía con su hija Susona Ben Susón, conocida en la ciudad como “la fermosa fembra” por su hermosura . La judía recibía tantos halagos de sus vecinos que le hizo soñar con alcanzar un puesto en la vida social de la ciudad y comenzó a verse con un hidalgo cristiano de Sevilla.

Un día mientras esperaba que todos se acostasen en su casa para ir al encuentro de su amante se enteró de la conspiración que tramaban los suyos con su padre a la cabeza , en la cual pensaban atacar a los principales caballeros de la ciudad .

Temiendo que le pasase algo a su amado, Susona acudió a su amante para advertirlo del peligro que corría y que así este pudiese ponerse a salvo. No se dio cuenta que con ello ponía en peligro a toda la colonia judía de Sevilla.

Su amante en cuanto pudo, puso la rebelión a oídos del asistente de la ciudad Don Diego de Merlo , que se personó en la judería para acabar con el complot y detener a los cabecillas de la misma. Entre ellos evidentemente se encontraba Diego Susón. Detuvieron a los judíos y se lo llevaron a la cárcel , donde permanecieron unos pocos días y después fueron ahorcardos en Tablada.

Repudiada por los suyos, por ser la causante de la muerte de su propia gente, y tras caer en la cuenta de su grave error, la Susona desesperada busca ayuda en la Catedral donde le dan la confesión y el bautismo.

Su galán, no quiso saber más de ella. La pobre joven, desesperada, desalentada, busca refugio en un monasterio de clausura. A la muerte de la Susona y tras abrir su testamento, se encontró en él escrito “Y para que sirva de ejemplo a los jóvenes en testimonio de mi desdicha, mando que cuando haya muerto separen mi cabeza de mi cuerpo y la pongan sujeta en un clavo sobre la puerta de mi casa, y quede allí para siempre jamás”.

Ciertamente se hizo la voluntad de la misma y tras su muerte y durante más de un siglo, hasta bien entrado el 1600 permaneció la cabeza de esta en dicho lugar en la conocida por este macabro motivo como calle de la muerte.

Tiempo después se colocó un azulejo con una carabela y se cambió el nombre de la calle , por Susona.

(En estos luagares, antigua Calle de la Muerte púsose la cabeza de la Hermosa Susona Ben Suzón, quien por amor a su padre traicionó y por ellos atormentada dispúsolo en testamento. MCDLXXXI)

Después de todo el paseo por Santa Cruz, fuimos de compras navideñas por Sierpes y Tetuán y terminamos merendando churros con chocolate en Las Setas, aunque no pude subir al mirador porque había una cola horrible.  A las 8.30 fuimos hasta el Ayuntamiento para ver el Mapping que se proyecta en la fachada. Fue espectacular, aunque si vais a ir a verlo os aconsejo que vayáis antes porque estaba abarrotado y no se podía ni andar. Os recuerdo que el Mapping estará proyectándose hasta el día de Reyes y os aseguro que vale la pena.

Y aquí se acabó mi tarde de compras y Navidad! Pasando eso sí, de nuevo por la Avenida de la Constituciónque por la noche si que estaba bonita con ese alumbrado. Espero que os haya gustado y que los que podáis, vayáis, y a los que no, espero que os haya servido para ver un poquito de nuestra Navidad aquí en Sevilla. Un besito Flamencas! (K)(K)

How beautiful is Seville at Christmas! Just when I arrived to Calle San Fernando I realized I had to do a “virtual tour” for all that you can’t enjoy the center of Seville during Christmas.
We found a choir singing Christmas carols and to my luck, they were singing my favorite one!: La Nana de Santa Ana
 
Y así nacería por aquellos días, la nanita nana
Así todavía se canta en Triana.
 ¡Ay nana nanita!¡Ay nanita nana!
 Canta la abuelita Señora Santa Ana
Y con voz muy queda guitarra y campana
Corre por Sevilla la nanita, nana.

I leave here the video which I recorded of the Choir at the end of  Avenida de de la Constitución (is the first video above and the link to the full Xmas Carol http://www.youtube.com/watch?v=bcFlLk0z4dM )

 Then we continued our tour through the Avenida de la Constitución, which now thre’s a Bethlehem Fair.  The Cathedral and The Giralda  were precious thanks to the evening lights. Of course at Calle Alemanes there are thousands of souvenir shops so I took a look and had to remember Lunarit0s! So once there, I took pictures of the souvenir that people brings of Seville. We continued with a tour of the Barrio de Santa Cruz. We arrived at Calle del Agua, which was as beautiful as always, when I remembered a legend of Seville that one of my friends told me one day. The legend is in the old street firstly called Calle de la Muerte, which is now called Susona because of the main character of this legend. In 1481, at the time of the Catholic kings, began to forge a plot by Jews attempting to gain control of the city. The venue for the meeting of these was the home of Diego Suson converted Jew, leader of the revolt. This banker lived with her daughter Susana Ben Suson, known locally as “la fermosa fembra” for her beauty, but she began to see a Christian gentleman of Seville. One day while waiting to meet her lover, she heard about the conspiracy which his father was at the head, who planned to attack the principal christian gentlemen of the city. Fearing that anything may happen to her beloved, Susona went to her lover to warn of the danger so he could be safe but she didn’t realize that this threatened the entire Jewish colony of Seville. Her lover  told about the rebellion to the city assistant Don Diego de Merlo, who went to the Jewish plot to kill and arrest the leaders. Among them was, obviously, Diego Suson. Jews were arrested and taken away to jail, where they stayed a few days and then were beheaded. Repudiated by the Jews for being the cause of the death of his own people, and after realizing his grave mistake, Susona which was desperate, claimed for help in the Cathedral where they gave her the confession and baptism. Her lover, didn’t want to hear anything of her so Susona, seek refuge in a cloistered monastery. When she died and after opening his will, they found a letter: “and to serve as an example to young people in witness of my misfortune, when I’m dead I command to separate my head from my body and put it in a subject nail on the door of my house and stay there forever” . Certainly it was the will of Susona and after her death and for more than a century until the 1600, the head of Susona was exposed. Later it was placed a tile with a caravel and changed the name of the street, which was Calle de la Muerte to Calle Susona. After  the tour of  Santa Cruz, I went shopping and ended eating “churros” with chocolate at “Las Setas”, but I couldn’t see the lookout because of a huge queue. At 8.30 we went to City Hall to see the Mapping projected on the facade. It was spectacular, but if you’re going to go see it, I advise you to go earlier because it was so crowded that we couldn’t even walk. I remember the Mapping is projected until Epiphany and I assure you it’s worth. And here ended my afternoon! Walking again by La Avenida de la Constitución which at night was nicer with the lighting. I hope you liked it and if you can, go, and if  not, I hope you’ve enjoyed to see a bit of our Christmas here in Seville. XoXo Flamencas! (K) (K)
Anuncios

Y tú, ¿qué opinas?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s