A la más grande…

Un último adiós leyendo las palabras de la más grande en su última entrevista concedida a Jesús Quintero… lección de vida

  • JESÚS: ¿El mundo se viene abajo cuando a uno le comunican lo que tiene?
  • ROCÍO: Totalmente. Se acaba la vida, se acaban las perspectivas, se acaba el proyecto de futuro, se rompe, no hay futuro, no existe…Tú piensas: <Hasta aquí hemos llegado>. Es un momento muy fuerte, porque entonces es cuando te asalta la duda de si has hecho lo correcto. Yo siempre he tenido la preocupación de pensar si he hecho lo correcto. A veces he creído que sí, otras veces creo que he metido la pata. Pero en ese momento es cuando de verdad te miras hacia dentro y dices: <Bueno, he estado aquí hasta ahora. ¿Habrá valido la pena? ¿Habré hecho las cosas como se esperaba? ¿Por qué me pusieron aquí en el mundo? ¿Para hacer lo que he hecho o para hacer alguna otra cosa?. Me ha quedado…siempre quedan muchas cosas por hacer> Eso también lo pienso. Pero es un momento tremendo cuando ves que no hay solución de continuidad, como dicen en las películas…
  • JESÚS: Y otra cosa importante, Rocío, es que, aunque tengamos mucha gente alrededor; en un momento así estamos solos.
  • ROCÍO: En ese momento, sí, Es el momento de la verdad: Mira, cuando yo entré al quirófano, como tengo también el problema de las alergiasy todas esas cosas, yo me dije: <De aquí a lo mejor no salgo>, porque era una operación larga. Y le dije al médico (esto es muy fuerte recordarlo, incluso para mí): <Mira, si me quedo en la operación, ponedeme una inyección de esas que reaniman…aunque sea tres minutos para decirle adiós a mi gente>. Eso era lo único que me importaba, porque cuando entras allí, te ves tan sola, que dices: <¿Y no me voy a despedir de nadie si me pasa algo?>. Ésa es la verdadera soledad: el no tener a nadie a quien decir adiós. Y eso, igual que yo, lo ha pasado mucha gente: el nop tener a nadie.
                                     
  • JESÚS: ¿Qué borrarías de tu memoria?
  • ROCÍO: Yo de mi memoria no borraría nada.Nada. Porque todo me sirve, todo me ha servido: me ha servido para aprender, me ha servido para recordar, que es tan importante… porque recordar es vivir, y vivir, aunque sea una experiencia mala, vale la pena. No borraría nada.
  • JESÚS: ¿Sigues rezando?
  • ROCÍO: Sí. Hay que rezar siempre. Hay un fandango que me hizo hace unos días Antonio Burgos que decía: <Dios vino y me levantó. Cuando todo se me hundía, Dios vino y me levantó. Y ahora le reza mi voz: “Me hacen falta muchos días para dar gracias a Dios”>
  • J. Q. ¿Cambiarías los 300 premios mundiales, los teatros del mundo, los poemas de Alberti, Gala, Burgos o los grandes poetas, lo cambiarías todo por el brillo de la juventud?
  • R. J. No. Yo no quiero volver para atrás. Lo vivido, vivido. Lo pasado, está pasado. Y que Dios me dé muchos días para tirar para adelante. Y si volviera a nacer, cometería los mismos errores, porque no puedo renunciar a ser como soy. Si volviera para atrás, sólo volvería atrás para ver la carita de mi madre y mi padre. Vivo dentro de mí la frescura de la juventud con mi hija, mis sobrinos, mi niña, mi niño, mis nietos…

...HASTA SIEMPRE ROCÍO…

 

“Qué no daría yo por empezar de nuevo Para contar estrellas desde mi ventana Vestirme de faralaes y pasear la feria Para sentir el beso de la madrugada. Y volar a los brazos de mi pare Y sentir ese brillo en la mirada Para luego alejarme lentamente A un tablao a bailar por sevillanas”

Anuncios

Y tú, ¿qué opinas?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s